jueves, 6 de septiembre de 2007

VENEZUELA Y EL COMERCIO INTERNACIONAL

Venezuela en el presente ha dado paso a nuevos cambios en su tradicional política de comercio internacional sustentada casi siempre en su producto tradicional como es el petróleo, Hoy el actual gobierno declarado Socialista bajo la dirección del presidente te Hugo Chávez, ha dado paso a una nueva política de Comercio Exterior gracias a la apertura que ha venido realizando con nuevos tratados, alianzas, convenios a fin de darle paso aun dinámico comercio internacional que favorezca al país.
Considérese como lo señalan futuros especialistas de mercados, que en relación comercio venezolano, el intercambio tiene extensos antecedentes, dado a que gracias a su petróleo es una de las actividades fundamentales para el sostenimiento de su sociedad. Ya antes de la llegada de los españoles se supone existían mecanismos de intercambio entre las distintas etnias asentadas en lo que luego sería el territorio venezolano, sin embargo, no se cuenta con datos ni cantidades precisas acerca de dichas actividades.
Durante el período que se conoce como de Conquista, el comercio en Venezuela estaba determinado por una política de extracción más que de exportación, llevada a cabo por la Corona española, fundamentada en los principios del mercantilismo y en las necesidades propias de la monarquía española.
El primer producto exportado en Venezuela fue la perla, esta actividad tiene su inicio a principios del siglo XVI con la explotación de Cubagua. Ahora bien, si es cierto que lo extraído estaba destinado casi en su totalidad para la exportación, más cierto aún es que esta exportación dista mucho de ser la transacción que se conoce actualmente. En efecto, la exportación no estaba considerada como un factor fundamental para el desarrollo de las economías de las colonias, pues los productos destinados para exportación no eran colocados en el mercado, donde existía la posibilidad real de un intercambio positivo entre los actores, sino que, iban directamente desde los territorios de ultramar a las metrópolis.
En la actualidad una de las características de la economía venezolana, es la dependencia de sus relaciones económicas con el exterior, señala Alexandra Mendoza, como lo demuestra el hecho de la preponderancia de las importaciones sobre las exportaciones, situación que se muestra como una constante histórica en el desarrollo de la economía venezolana. Otro rasgo importante que merece ser señalado es el carácter monoexportador de la economía venezolana lo que hace que el producto total bruto esté altamente condicionado a las fluctuaciones del producto en los mercados internacionales. De igual modo, no puede dejarse de lado, la ausencia de una verdadera política comercial, lo que trae como consecuencia, entre otras cosas, el poco control sobre los mercados que consumen las exportaciones venezolanas.
Todo lo recién señalado configura un panorama en el cual Venezuela, como país subdesarrollado, se muestra en desventaja. Sin embargo, no existe duda acerca del papel de Venezuela en el comercio mundial, las inmensas reservas petroleras convierten al país en un potencial abastecedor de petróleo en el mundo. Actualmente el control de las operaciones comerciales en los mercados nacionales, regionales y locales, lo ejerce el gobierno través del Instituto Nacional de Educación al Consumidor y Usuario (INDECU).
Es importante tener muy en cuenta el marco legal que rige actualmente en el país en materia de comercio internacional, a nivel de exportaciones e importaciones, todas las providencias y leyes que se han implementado en los últimos años en este sector de la economía han ralentizado el proceso ya sea de importación o exportación de bienes, es necesario revisar los controles establecidos y ver con mayor profundidad el aporte o desmedro que los mismos traen como consecuencia de su aplicación.
Yenin Rodríguez nos apunta al respecto que se debe considerar No es viable caracterizar la política exterior venezolana como una tendencia uniforme y constante, sino cambiante y dinámica. En un primer estadio, la imagen internacional de Venezuela respondió siempre a los lineamientos que fijaran los partidos políticos; particularmente de aquellos que arropaban bajo su signo al ocupante de la máxima magistratura. Todo este proceso deviene naturalmente en el carácter personalista de Chávez y los efectos de este rasgo en la arquitectura institucional.
Representa la prosecución de un plan particular que se erige, entre otras cosas, sobre las ideas ecuménicas de la unión latinoamericana previstas por Bolívar y los matices que en ellas introducen su conspicuo discípulo. La misma concepción de la política interna priva en el manejo de los asuntos exteriores: encuentra su razón de ser en el líder arrollador que, acompañado de los desfavorecidos, empuña la espada de la justicia contra las más profundas iniquidades sociales, las instituciones del recién régimen y los ensayos imperialistas, incluso, más allá de las propias fronteras venezolanas. Se trata de un proyecto con algunos atisbos doctrinarios de la izquierda que exige la conducción de un dirigente carismático; sea esto subordinado a los principios de esta propia cosmovisión o por un simple requisito fijado por quien concibe ese programa.
No sería válido proseguir en la tarea de caracterizar la política exterior de la «Quinta República», sin antes referir los distintos elementos que la integran; es decir, aquellos que conforman su línea maestra:
1. El programa de gobierno de Chávez tiene como eje axial el fortalecimiento de la soberanía en pro de la integración multipolar. Plantea la exigencia de crear un polo alternativo de poder que socave los cimientos de la hegemonía estadounidense.
2. Con ventajas limitadas, se traza el titánico objetivo de superar la globalización como un fruto del neoliberalismo en el ámbito internacional. En esa onda crean vocabularios, imágenes y visiones anti-occidentales del mundo, en función de las cuales establece estrechos vínculos con aliados no tradicionales (miembros de la OPEP, países progresistas e incómodos como Irak, China, Cuba e Irán).
3. Por el accidentado camino de una diplomacia ad hoc, se acerca a movimientos, partidos y agrupaciones ligadas al radicalismo mundial, con especial énfasis en los circuitos latinoamericanos de izquierda –incluyendo a la insurrección guerrillera en tierras fronterizas.
4. Intenta reorientar el rol de Venezuela en los organismos multilaterales mediante el activismo presidencial y los pronunciamientos verbales, en frontal colisión con sus homólogos latinoamericanos a quienes asocia con un sistema representativo de élites.
5. En un inicio, el proyecto aspiraba respetar al cuerpo diplomático del pasado aunque organizaba paralelamente otro, afecto a su causa revolucionaria. Ello se constata en la promulgación de una Ley de Servicio Exterior, que permite el ingreso de cualquier profesional a la carrera diplomática sin estudios previos de postgrado en la materia y la posibilidad de convocar a concursos en grados de la jerarquía diplomática por encima de la escala inferior.

POLÍTICA DE COMERCIO INTERNACIONAL VENEZOLANO


Venezuela afronta en su seno un escenario turbulento, riesgoso, inestable, producto de la transición del nuevo gobierno presidido por el teniente coronel Hugo Chávez su actual presidente, más cuando la Revolución Bolivariana que ha iniciado se ha declarado Socialista, ideología que jamás se había manifestado en ninguno de los anteriores gobiernos.
Todo ello, ha conllevado a nuevas, acciones, programas que han incidido en su economía , y le ha dado paso a que el gobierno replantee una nueva política de Comercio Exterior a fin de darle oportunidad a las empresas del país a su aparato productivo incursionar en los mercados internacionales.
Al respecto Carmen Victoria palacios, comenta, que desde el inicio de su gobierno, el presidente Chávez ha tenido una política exterior muy activa, caracterizada con innumerables cumbres y visitas a buena parte de los países del mundo, en especial Latinoamérica y los países musulmanes. Se distanció de los antiguos países aliados a los gobiernos predecesores de AD y COPEI, como Colombia y especialmente Estados Unidos, acercándose a otros países como Cuba, cuyas relaciones habían sido bastante frías durante los gobiernos anteriores.
Algunos sectores de la comunidad internacional, especialmente la administración estadounidense, y la oposición venezolana acusan a Chávez de apoyar a grupos que la opinión pública cataloga de violentos, como las FARC o ETA, o desestabilizadores, como los sin tierra del Brasil, los cocaleros de Bolivia o los piqueteros de Argentina. Ninguna de estas acusaciones se ha podido probar, e incluso los gobernantes de los países afectados o los miembros de los organismos internacionales han desestimado las acusaciones por carecer de fundamentos o pruebas. Sin embargo, este podría ser uno de los aspectos que ha dañado más la imagen de Chávez en el exterior. Pero al mismo tiempo, la diferencia ideológica y práctica con algunos de estos grupos es evidente sobre todo las organizaciones sociales de base que no se plantean la toma del poder, aunque por otro lado el relacionarlos equivocadamente con estos grupos aumenta la simpatía por Chávez entre personas de izquierda.
Chávez y Estados Unidos
Como cualquier otro país latinoamericano, Venezuela estuvo ligada a Estados Unidos a principios de siglo XX, por el significado estratégico que poseen sus reservas petrolíferas y otras materias primas. La política de Chávez ponía el acento en la soberanía e independencia nacionales, por lo que estaba reñida con la doctrina Monroe estadounidense que consideraba a Latinoamérica su patio trasero, lo cual sirvió de justificación a substanciales intervenciones militares en la región (como las que realizó Estados Unidos en Chile, Cuba, Guatemala, República Dominicana, Haití, Panamá, Nicaragua, etc.). Por esto, el gobierno de Chávez ha estado fuertemente presionado por Estados Unidos.
En general los cambios en la industria petrolera no sólo privaron de beneficios a la clase alta local sino que también conllevaron la pérdida de privilegios de la industria petrolera estadounidense. Esta situación se intensificó con la revitalización de la OPEP conducida por Venezuela, que tenía como meta fortalecer nuevamente los precios del petróleo, una necesidad para el país, que se sumía en una fuerte crisis económica desde el colapso de 1983. El resultado fue que los precios se fueron al alza, incluso llegaron a los 60 dólares por barril en 2005. La relación estrecha entre Chávez y Fidel Castro incrementó aún más la antipatía de Estados Unidos.
A partir de ese momento, Estados Unidos asiste a los partidos de oposición de manera económica, logística y organizadamente. Por ejemplo, durante el golpe de estado, parte de las radiocomunicaciones de los golpistas fueron procesadas por la armada estadounidense, que permanecía en las costas venezolanas; de la misma forma, el gobierno de George W. Bush financió copiosamente a la oposición venezolana mediante la agencia National Endowment for Democracy: solamente durante 2002 (el año del golpe), fluyeron 877.000 dólares para la oposición.
En octubre y noviembre de 2003, diputados del parlamento venezolano publicaron material que sugería que se preparaba un nuevo golpe de estado de los círculos derechistas de Venezuela en conjunto con la CIA. En relación a esto, Estados Unidos confirmó el entrenamiento militar de fuerzas de la oposición en el Estado de Florida, pero desmintió cualquier relación directa de la CIA en el asunto.
Cuba
Por otro lado, Chávez ha mantenido una relación estrecha con Fidel Castro, y tal como se mencionó antes, se ha declarado a favor de políticas de izquierda. La relación entre ambos se inició incluso antes de que Chávez fuera elegido presidente, y en este momento se evidencia en los proyectos conjuntos que involucran a Venezuela y Cuba.
El más conocido y criticado por la oposición es el intercambio de petróleo por médicos, entrenadores deportivos y otros servicios profesionales, para después crear la organización internacional ALBA, que por el momento agrupa a Venezuela, Bolivia (desde 2005), Nicaragua (2007) y Cuba, y está destinada como una alternativa al ALCA promovido por Estados Unidos. El rechazo de la oposición por la estrecha relación cubano-venezolana se manifestó abiertamente durante el Golpe de estado de 2002 cuando la embajada cubana en Caracas fue atacada violentamente por manifestantes extremistas de la oposición, Chávez acusó a militantes del partido Primero Justicia, y en particular sus dirigentes Leopoldo López y Henrique Capriles Radonsky, alcaldes de los municipios Chacao y Baruta respectivamente de dirigir los actos vandálicos.
La oposición acusa a Chávez de querer implantar un régimen comunista al estilo cubano. Chávez responde a estas acusaciones que no pretende copiar a ningún país, ni Cuba, ni Estados Unidos, ni ningún otro.
Venezuela le vende a Cuba el petróleo a precios preferenciales, y a crédito, y Cuba no utiliza todo el petróleo que recibe de Venezuela, vendiendo a precios internacionales el excedente, generando así ingresos para la isla.
Relaciones con Argentina
Néstor Kirchner presidente de Argentina y Hugo Chávez en julio de 2004, ambos mandatarios han estrechados enormemente las relaciones bilaterales, cuyo anteriores gobiernos de ambos países eran casi inexistentes, la buenas relaciones entre ambos ha llevado a la creación del canal pana-latinoamericano Telesur y otros proyectos en conjunto.
Relaciones con México
Desde que Chávez llegó al poder ha tenido ásperas relaciones con México, cuando resultó elegido Vicente Fox, representante de la derecha de ese país, ambos mandatarios poseen grandes diferencias ideológicas y de intereses, Fox es un entusiasta promotor del ALCA, al cual Chávez se opone tajantemente, Fox pretendía que se discutiera el tratado del ALCA, durante la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata, Argentina en noviembre de 2005, la posición de Chávez y del presidente argentino y anfitrión de la cumbre Néstor Kirchner (izquierdista, aliado de Chávez), Fox dijo: "La impresión que nos llevamos varios ahí es que el pensamiento del conductor, en este caso el presidente (Kirchner), estaba más orientado a cumplir con la opinión pública argentina y con la imagen del presidente ante los argentinos, que con el logro eficaz de una cumbre". Kirchner le respondió diciéndole que se ocupara de sus asuntos y que "para algunos, la buena diplomacia es tener una actitud de pleitesía y de bajar la cabeza frente a los grandes".
Chávez por su parte descalificó a Fox llamándolo "cachorro del imperio" (Chávez se refiere como imperio a Estados Unidos), lo que provocó la indignación de Fox y sus partidarios, quienes en una maniobra política calificaron el hecho como un insulto al pueblo mexicano. Luís Ernesto Derbez, Secretario de Relaciones Exteriores mexicano, entró en conversación con el canciller venezolano, con el cual se estaba llegando a un acuerdo.
Relaciones latinoamericanas
Chávez ha tenido prioridad en las relaciones de Latinoamérica con los países de Sudamérica, en particular los integrantes del Mercosur, cuyos gobiernos son izquierdistas y más opuestos a Estados Unidos, en cambio con la comunidad andina (de la que Venezuela ha formado parte desde 1973) las relaciones han sido frías, porque los gobiernos de los países miembros (exceptuando Venezuela ,y desde 2006, Bolivia), están a favor de ALCA y han negociado además un tratado bilateral de libre comercio con Estados Unidos. Con Colombia hubo diferencias sobre el paso de camioneros venezolanos a territorio colombiano, el gobierno colombiano de Andrés Pastrana ofreció asilo al presidente golpista venezolano Pedro Carmona -que derrocó por dos días al gobierno de Chávez-, además de varios militares venezolanos sublevados, intensificándose los roces diplomáticos cuando llegó a la presidencia colombiana Álvaro Uribe -sucesor de Pastrana- decidió apresar a un miembro de la FARC Rodrigo Granda, en territorio venezolano (véase, Caso Rodrigo Granda) sin permiso; esto junto a un cruces de declaraciones Chávez acusa al gobierno colombiano de apoyar el golpe de estado del 2002, y el de Colombia al gobierno venezolano de apoyar a las guerrillas colombianas.
Con Perú, Chávez tuvo un incidente diplomático por la estadía de Vladimiro Montesinos en territorio venezolano de forma ilegal donde peligró las relaciones diplomáticas con el entonces presidente peruano Valentín Paniagua, con su sucesor Alejandro Toledo, mejoraron en un primer momento, pero se volvieron a deteriorar a finales de 2005 cuando Chávez declaró su apoyo al que fuera candidato Ollanta Humala a las elecciones de 2006 en Perú, el gobierno de Toledo consideró esta acción una intromisión de Chávez en los asuntos internos peruanos y rompió relaciones con Venezuela, Chávez desestimo estas críticas de su homologo peruano, recibiéndose insultos mutuamente. Igualmente persisten las declaraciones subidas de tono con el sucesor a la presidencia peruana Alan García.
Con Ecuador, las relaciones son regulares el préstamo de petróleo por parte de Venezuela al gobierno de Alfredo Palacios, para contrarrestar los efectos de una huelga petrolera y ha habido acuerdos petroleros en conjunto.
Con Bolivia en un principio no fueron mejores, pero al ser elegido Evo Morales presidente del país, se percibió un importante acercamiento en las relaciones bolivianas-venezolanas, con Chile también hubo fricciones en donde el entonces presidente de ese país Ricardo Lagos decidió igual que otros mandatarios con fricciones con Chávez en retirar su embajador de Venezuela porque Chávez declaró que desearía bañarse en una playa boliviana, las relaciones con este país mejoraron después con la sucesora de Lagos Michelle Bachelet, pero no son muy dinámicas, en cambio las relaciones con Brasil, Argentina y Uruguay, son espléndidas (como proyectos en conjunto, Telesur o Petrosur, entre otros), incluso Venezuela accedió al Mercosur, algo impensable en el pasado; estas relaciones solo son superadas por las cubano-venezolanas.
Además de la citada diferencia con México, Colombia, Perú y Chile, Chávez ha tenido pobres relaciones con los países centroamericanos, porque todos sus gobiernos son derechistas o centristas, esto se evidenció cuando Chávez decidió apoyar al candidato chileno como secretario de OEA (a pesar de la diferencia de Chávez con el gobierno de ese país), en contra de los candidatos salvadoreño y mexicano, Francisco Flores y Derbez respectivamente, lo que evidenció la división de la política interlatinoamericana en dos bloques bien diferenciados.
Las relaciones con los países caribeños anglófonos y francofonos se han mejorado ostensiblemente con la creación de Petrocaribe, especialmente con Jamaica, pero hay diferencias con Anguila, Dominica y Barbados (por el litigio de la isla de Aves wikinoticias) Trinidad y Tobago (Petrocaribe, le perjudica su negocio petrolero).
Relaciones con los países árabes y musulmanes
Desde que Chávez llegó al poder, se ha ido acercando a los países árabes, teniendo en cuenta que la mayoría de estos, al igual que Venezuela, son grandes productores de petróleo. Chávez promovió la celebración de una cumbre extraordinaria con los países de la OPEP (todos lo países miembros son de religión musulmana, excepto la propia Venezuela) y visitó todos los países miembros incluyendo a Qadafi presidente de Libia y Saddam Hussein por esos momentos presidente de Iraq, hecho que enfurecería al gobierno de los Estados Unidos, el cual consideraba a estos dos países como integrantes del llamado "eje del mal". Con estas acciones se está logrando estrechar las relaciones del gobierno de Chávez con los regímenes de países de Medio Oriente, en especial Irán (también perteneciente al "eje del mal" según el gobierno de Estados Unidos).
En este aspecto alabó la creación del canal de noticias qatarí Al-Yazira diciendo que es una gran alternativa a los conglomerados de canales de noticias estadounidense como CNN, y en parte esto influyó a Chávez para crear Tele sur. Es importante también mencionar la feroz oposición del chavismo a la Invasión de Iraq por parte de Estados Unidos.
Chávez está con la causa Palestina en tener un estado propio, soberano e independiente, esto ha causado la enemistad del régimen chavista con los inversionistas y judíos de derecha, y una vez más con los estadounidenses (Estados Unidos es un aliado incondicional de Israel). En este aspecto, en una oportunidad y debido a que Chávez fue citado errónea, selectivamente y fuera de contexto, el Centro Simón Wiesenthal lo acusó de antisemita basado en un discurso en el que habló sobre la muerte de Jesucristo aunque no mencionó a los judíos [1], los propios judíos asentados en Venezuela rechazaron esa acusación del centro y le dieron apoyo a Chávez. Por su parte Chávez califico dichas acusaciones como infamias a favor de los intereses de Estados Unidos, que buscan desestabilizar a su gobierno. Sin embargo, Israel continúa siendo uno de los pocos (si no el único) país del medio oriente al cual el presidente no ha otorgado una visita oficial en sus 8 años de gobierno, esto a pesar que Venezuela tiene una población judía de 30.000 personas.
Como sucede con el apoyo a Palestina, Chávez también apoya a la autodeterminación del Sahara Occidental otra vez contraponiéndose a los intereses estadounidenses de que Marruecos preserve esa colonia.
CARACTERÍSTICAS RELEVANTES DEL ACTUAL COMERCIO Internacional

Cada vez más los países buscan nuevas aperturas ya sea a través de alianzas, tratados, convenios que permitan activar sus mercados mediante un Comercio Internacional dinámico, garantizado por la participación de empresas que fabrican productos de buena calidad.
Venezuela nuestro caso, ha activado en los últimos años su política de Comercio Exterior y ello ha conllevado nuevos retos para las empresas nacionales que deben estar preparadas para participar exitosamente en mercados internacionales muy competitivos.
Interesados en estos tópicos los participantes de la cátedra de comercio Internacional del programa de maestría en Administración de Empresas, mención mercados de Fases de la Universidad de Carabobo, dan sus opiniones en foros abierto que se organizan con el fin de intercambiar ideas que permitan evaluar el como los futuros especialistas evalúan la realidad actual del Comercio internacional.
Al respecto, Alexandra Mendoza, señala que antes de comenzar a analizar las características de mayor relevancia del comercio internacional es necesario conocer de los inicios del mismo, ya que la tendencia a intercambiar productos es tan remota como las primeras industrias humanas. Lo que es hoy el circuito económico internacional integrado en un sistema mundial de comercio, deviene del trueque de productos entre tribus "primitivas" que se realizaba hace miles de años. Esta tendencia se ha convertido en una de las principales características de la sociedad contemporánea, actualmente se realizan cotidianamente intercambios a gran escala, no sólo de mercancías y productos, sino también de ideas, información y conocimiento.
Como tal, se ha convertido en factor determinante en la economía de todas las naciones. Estas, con el objeto de lograr posiciones favorables en el mercado internacional, configuran una serie de medidas, tendientes a modelar el tráfico de bienes de consumo y servicios hacia el interior y el exterior de las mismas, que constituyen lo que se conoce como políticas comerciales.
Las actividades del sector terciario incluyen variados ámbitos de acción, cada cual con características propias, no tan acentuadas como para constituir categorías completamente separadas, pero con particularidades en cuanto a extensión, áreas de influencia y mecanismos reguladores. Estos ámbitos son:
Comercio nacional o interior: Está conformado por el conjunto de actividades comerciales realizadas al interior de las fronteras de una nación, cuyo rasgo más característico es la interactividad entre los diferentes estados, regiones o provincias de un país.
Comercio regional: Está constituido por las actividades comerciales llevadas a cabo dentro de los perímetros de una determinada región, cuya dinámica está determinada por la cercanía y actividad de alguna ciudad importante que se erige como centro principal en este ámbito de acción.
Comercio local: Es el que se lleva a cabo en el interior de la jurisdicción de una ciudad, pueblo o localidad.
Comercio Internacional: Es el que se realiza entre los diversos estados que conforman la comunidad internacional: Se fundamenta en las actividades de importación y exportación.
Los aspectos de mayor relevancia que se deben tomar en cuenta a la hora de desarrollar el comercio internacional son:
• Desequilibrio en la distribución de los recursos naturales en las naciones participantes del circuito económico mundial.
• Técnicas productivas distintas entre los países que negocian.
• Existencia de una red de transporte y comunicación que permita la movilización eficiente de grandes cantidades de productos a grandes distancias.
Por su parte, Betzaida Oliveros comenta que Para definir las características que determinan el comercio internacional venezolano hay que realizar en primer lugar, algunas consideraciones:
Definitivamente, a partir del inicio del período presidencial de Hugo Chávez, se han dado cambios drásticos en lo que a política de comercio internacional se refiere. Se han firmado importante cantidad de acuerdos y no precisamente, con los acostumbrados socios comerciales de Venezuela.
Igualmente el diálogo internacional se ha tornado distinto tanto en el tono como en el mensaje. Venezuela no es el mismo país con el que anteriormente se negociaba.
Lo anterior es reflejo, ciertamente, de algunas características que han determinado la dirección de la política comercial venezolana, cito a Eduardo Ortiz:
“…Con relación a lo contenido en el documento Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007 (presentadas al país a finales de 2001), en él se establecen los siguientes objetivos en materia de comercio o política comercial (República Bolivariana de Venezuela, 2001, pp. 86-87):
-Alcanzar mayores niveles de competitividad (hacia fuera y hacia adentro) para generar una estructura de precios relativos favorables a la producción nacional.
-Modernizar los sistemas que constituyen las redes de distribución, procurando superar la fragmentación de mercados y los mecanismos de comercialización.
-Establecer relaciones entre los productores primarios y los transformadores industriales con el fin de eliminar las estructuras de mercado oligopólicas que intervienen en la variación de los precios conteniendo de forma artificial la oferta y su impacto negativo en términos de inflación.
-Impulsar el proceso de apertura económica promoviendo la revisión de los acuerdos subregionales con el fin de obtener resultados equitativos para el productor nacional.
-Desarrollar un nuevo sistema aduanero acorde con los nuevos tiempos y que reduzca el contrabando.
-Estimular la libre competencia en la economía interna.
-Incentivar la inserción de los productos nacionales dentro del mercado mundial y regional estableciendo y asumiendo como premisa básica de competencia, la calidad superior, el precio más competitivo y una mayor capacidad de suministro.
-Impulsar el crecimiento significativo de la inversión en el sector comercio, telecomunicación y otros servicios.
-Propiciar escenarios favorables para el desarrollo del sector, mejorando las condiciones de empleo y remuneración, dada su masiva capacidad de generar puestos de trabajo.
-Incrementar los niveles de productividad del sector en rubros con opción a la exportación y garantizar eficientes condiciones de financiamiento”.
Estos objetivos pretenden ser logrados a través de toda la serie de acciones que hemos visto del gobierno nacional en la interacción con el resto del mundo.
Por otra parte, en el plan estratégico de comercio exterior citado por la asociación de exportadores venezolanos se muestra el mapa geopolítico de Venezuela, evidenciándose un cambio en los socios comerciales venezolanos de tradición: Estados Unidos y Colombia. En el mapa se muestra un viraje hacia sur América, Canadá, Asia y África.
Susana Da Silva señala que las características a considerarse son:
• El uso de las tecnologías. Con las nuevas tecnologías hay mejoras en la producción del producto, en su empaque, distribución, en otras palabras, las nuevas tecnologías contribuyen a la mejora de la calidad del producto y al mismo tiempo, permite cumplir con los estándares internacionales de calidad, pudiéndose de este modo incursionar y competir en nuevos mercados.
• El e-commerce. Las nuevas tecnologías aplicadas como técnica de comercialización, como es el comercio electrónico es otra de las características del comercio internacional moderno. El mercadeo electrónico en el comercio internacional es un modo más efectivo y global de gestionar toda actividad relativa a la gestión de marketing. Permite conocer, atender y atraer nichos de mercados indistintamente del lugar en que se encentren. Representa un modo de expansión de las empresas. Incentiva y promueve el comercio entre diferentes naciones.
• La gestión del conocimiento. La información y el conocimiento es un capital intangible valioso en este siglo. Poseer conocimiento, saber aplicarlo y administrarlo permite poseer una ventaja comparativa sobre otros. Por ejemplo, en relación al área de mercadeo, es importante identificar y conocer los actores y escenarios involucrados en un mercado al cual se quiere incursionar. En el comercio internacional, hoy es valioso poseer toda la información necesaria que permita tomar decisiones y realizar propuestas acertadas y exitosas.
• El rol del Estado. El Estado en los últimos años ha ejercido la función de exigir a las empresas cumplir con normativas que garantizan su compromiso con la calidad, la protección al consumidor, el ambiente y la reprocidad de toda empresa de bienestar hacia la sociedad o comunidad.

No hay comentarios: